El histórico y llamativo dato surge de la documentación oficial sobre las empresa. Tenía misiones de transporte, reconocimiento, exploración y guiado.

La avioneta que se encuentra desaparecida desde el lunes tras partir del aeródromo de San Fernando rumbo a Formosa, con tres personas a bordo, participó en 1982 durante la guerra de Malvinas, conformando el escuadrón “Fénix”, que estaba integrado por aeronaves civiles.

El histórico y llamativo dato surge de la documentación oficial sobre las empresa, gobernaciones y reparticiones del Estado que colaboraron en el conflicto bélico del Atlántico Sur.

El avión turbo hélice bimotor marca Mitsubishi, matrícula LV- MCV, que está siendo buscado en la zona del Delta bonaerense con tres personas a bordo, fue uno de los cuatro de ese tipo de aeronave que voló en la guerra contra Gran Bretaña.

Fuentes aeronáuticas confirmaron a DyN que el Mitsubishi perdido utilizó el mismo número de matrícula LV-MCV en las Islas Malvinas y pertenecía a IMPSA, la empresa de la familia Pescarmona.

El Escuadrón “Fénix” fue una unidad de la Fuerza Aérea conformada durante la guerra de Malvinas y estuvo integrado por personal militar y civil, y aeronaves de compañías privadas y estatales, para misiones de transporte, reconocimiento, exploración y guiado.

El Mitsubishi desaparecido realizó en Malvinas tareas de guiado de los aviones de ataque Pucará.

Tras pasar 35 años de la guerra, la aeronave fue sometida a un proceso de modernización que le permitió seguir volando en la actualidad.

En 1997, la avioneta pasó a la empresa agropecuaria Aibal S.A, dueña actual del Mitsubishi desaparecido que era piloteado por Matías Ronzano y Facundo Vega, y el único pasajero a bordo consignado es Matías Aristi, hijo del dueño de la compañía agraria.