Llevaron la movilización hacia el Congreso e intentaron un proyecto de ley para "preservar" sus puestos de trabajo.

Un grupo de trabajadores de PepsiCo, cuya planta de Vicente López cerró para trasladar sus actividades a Mar del Plata, marcharon est miércoles por la mañana hacia el Congreso de la Nación, junto a agrupaciones de izquierda, tras levantar el corte que mantenían en las avenidas 9 de Julio y Corrientes, para reclamar que se trate en la sesión de Diputados un proyecto para la reapertura de la empresa.

El grupo de trabajadores de la empresa intentó, antes del inicio de la sesión, presentar el proyecto de reapertura de la planta en la mesa de entrada de la cámara de Diputados.

Sin embargo, no pudieron hacerlo debido a que fueron desalojados de las inmediaciones del Congreso por personal de la Policía Federal en medio de empujones y gases lacrimógenos lanzados para dispersar a los manifestantes.

El proyecto incluye la reapertura de la planta que cerró sus puertas argumentando “razones operativas” o la instancia de “expropiación”, según indicó a Télam el delegado Leandro Gómez, minutos después de la llegada de los trabajadores que marcharon desde el Obelisco porteño junto a partidos y dirigentes de izquierda.

La multinacional Pepsico Argentina había anunciado el 20 de junio pasado el cese de las operaciones de la planta de snacks, ubicada en la localidad bonaerense de Florida, partido de Vicente López, donde trabajaban 536 personas. Un grupo de trabajadores decidió tomar la planta en reclamo a la permanencia de la fuente de trabajo. Sin embargo el pasado 13 de julio fueron desalojados por la fuerza pública.

Según puntualizó Mones, en declaraciones a radio Rivadavia, del total de los trabajadores, unos 250 no aceptó el ofrecimiento de la empresa.

Sin embargo, desde la empresa explicaron que en la planta trabajaban 691 empleados, de los cuales 155 fueron relocalizados en otros establecimientos, como los de Munro y Barracas, según explicaron a la agencia Télam. Y agregaron que “unos 455 de los 536 trabajadores aceptaron una indemnizacíon refrendada por el Ministerio de Trabajo y sólo 81 trabajadores la rechazaron, aunque recibieron de todas formas la indemnización que marca la ley”, explicaron desde la empresa.

Pasadas las 10, la columna se había trasladado desde Cerrito hasta Avenida de Mayo y desde allí hacia el Congreso de la Nación, acompañados por agrupaciones de izquierda, entre ellas el MST, el PO y el PTS,y dirigentes políticos como el precandidato a diputado porteño por Izquierda al Frente, Alejandro Bodart, el postulante del FIT por la provincia de Buenos Aires, Nicolás del Caño, y Myriam Bregman, precandidataa legisladora porteña del mismo frente.

Los trabajadores intentaron entregar un proyecto de ley por la reapertura de la planta y la reincorporación de los trabajadores y reiteraron el reclamo porque “la empresa se encuentra en plena ilegalidad al no acatar el fallo de la Cámara Nacional del Trabajo”, explicó el delegado Gómez al referirse a la medida judicial que ordenó la reincorporación de una decena de empleados.

Durante el corte efectuado este miércoles y que se extendió por dos horas, los trabajadores fueron intimados por la Fiscalía 37 de la Ciudad de Buenos Aires a desalojar “en 15 minutos” los carriles del Metrobus en la avenida 9 de Julio, que mantenían cortados luego de haberse concentrado en el Obelisco cerca de las 7.30.

La orden de desalojo que trasmitieron las fuerzas de seguridad no fue acatada por decisión de una asamblea de trabajadores, en tanto las fuerzas de seguridad no ejecutaron la medida judicial.