Se instalarán cámaras de seguridad. Además, colocaron bolardos en las instalaciones.

Luego de que un automovilista atravesara las rejas de la Casa Rosada, durante la madrugada del 21 de junio, el Gobierno reactivó los recaudos para reforzar la seguridad en el perímetro de la Plaza de Mayo. 

Este lunes, parte del frente de la Casa de Gobierno, entre la vereda y las rejas que protegen el edificio, amaneció con unos pilotes, denominados bolardos, similares a las que habían sido instalados años atrás en los laterales de las calles lindantes. “Se hizo por pedido nuestro, el día posterior a que pasó lo del auto”, explicaron en Secretaría General de la Presidencia, que conduce Fernando De Andreis, a Infobae. 

En las últimas semanas, el Gobierno cambió, además, a varios de los efectivos de la Policía Federal que custodian a diario el edificio. En los próximos días también se instalarán cámaras de seguridad. Y se completarán los pilotes en el resto del perímetro de la Casa Rosada.

El disparador

En la madrugada del miércoles 21 de junio, un Renault 19 gris conducido por un hombre de menos de 40 años dobló por la avenida Rivadavia, irrumpió por la peatonal Balcarce y chocó las rejas del acceso principal de la Casa de Gobierno hasta llegar a la puerta principal.

La escena, cuyas imágenes fueron captadas por las cámaras de los edificios lindantes y que este medio difundió semanas atrás, llamó la atención del juez Sergio Torres, a cargo de la investigación. Torres le pidió al general José Luis Yofre, al frente de la Casa Militar, un plan para mejorar la seguridad en el perímetro.