Lo confirmó el presidente de Trenes Argentinos. Testigos de la tragedia denuncian que el guarda no bajó la barrera porque se había dormido.

Luego de que testigos del choque entre una formación del ferrocarril Sarmiento y un colectivo de la línea 503 denunciaran que el guarda ferroviario no bajó la barrera porque se había dormido, Marcelo Orfila, presidente de la operadora estatal Trenes Argentinos, aseguró el guardabarrera contestó a “tres alertas” antes del impacto que dejó un saldo de dos muertos y 14 heridos.

​”Primero: el hombre (por el guardabarrera) sabía el itinerario (del tren). Segundo: cuando le pasaron la señal del magneto que da la chicharra, el tipo contestó, y cuando se lo llamó por Nextel, contestó. Tres alertas”, dijo Orfila en diálogo con el canal TN.

Asimismo, el funcionario sostuvo que el “sistema estaba funcionando bajo las normas vigentes” y resaltó que “funcionó todo el equipamiento”, pero aseguró que este mediodía se estaban por “bajar las cámaras” de la formación para conocer la causa del choque.