Un joven de 18 años quedó detenido luego de haber generado disturbios en un hotel, atacado al policía y escapado en taxi con el chofer como rehén.

Un suboficial de la Policía de la Ciudad resultó baleado al enfrentarse a un delincuente que estaba hospedado en un hotel del barrio porteño de Balvanera, de donde huyó tomando de rehén a un taxista hasta que fue detenido, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió alrededor de las 20.30 de anoche cuando efectivos de la comisaría 6ta. de la Policía de la Ciudad llegaron a un hotel situado en la calle Pasco 492 ante un llamado al 911 porque en una de las habitaciones se habían escuchado detonaciones de arma de fuego.

Los policías se entrevistaron con un joven que se encontraba hospedado en la habitación de donde presuntamente se habían escuchado los disparos, pero el muchacho dijo que los ruidos no venían de su cuarto y, tras revisar el lugar y no detectar nada, los efectivos se retiraron.

A los diez minutos se recibió una segunda llamada de emergencias del encargado del hotel, quien al explicar lo que había sucedido, contó que el mismo huésped lo había golpeado junto a un segundo hombre y que ambos habían escapado del hotel tras romper un vidrio de la puerta de entrada del hotel.

Según lo que pudieron reconstruir los investigadores, el hombre escapó con un arma en la mano y quiso ser identificado por un policía de la comisaría 6ta. que se encontraba de parada a una cuadra, en la esquina de avenida Belgrano y Pasco. El sospechoso le disparó al suboficial y lo hirió de dos balazos, uno en un brazo y otro en el pecho (que rebotó en el chaleco antibalas), tras lo cual se subió a un taxi y escapó del lugar por avenida Belgrano.

​Minutos más tarde, el chofer de ese taxi volvió donde había presencia policial por el efectivo que resultó herido y contó que un hombre armado se había subido a su vehículo para que lo sacara rápido de la zona.​  Según lo relatado por el taxista, enfrentó al pasajero, forcejeó y logró desarmarlo, tras lo cual el sospechoso huyó corriendo.

La policía realizó un rastrillaje en la zona y logró detener como sospechoso del hecho a un joven de 18 años con antecedentes que por la descripción física y de sus ropas, sería el delincuente.

En tanto, voceros policiales indicaron que pese a los dos balazos, el policía herido se encontraba internado en el Hospital Churruca fuera de peligro.