Los vecinos del inmueble reclaman ayuda y sostienen que nadie del GCBA se acercó.

Luego del trágico incendio que se desató el jueves por la mañana en un conventillo de La Boca, en el que cuatro personas murieron, alrededor de 16 familias quedaron sin hogar. 

“En la remoción de escombros, encontramos cuatro cuerpos totalmente carbonizados. El menor, dado por el estado en el que está, no pudimos establecer el sexo”, comentó Alberto Crescenti, titular del SAME.

El siniestro se produjo alrededor de las 6 en un inquilinato situado en Pedro de Mendoza al 1447, cuando según señalaron los vecinos, un hombre discutió con su mujer y decidió incendiar la habitación.

Ahora, en el día después de la tragedia, la realidad golpeó a 16 familias que quedaron en la calle. “Somos 9 integrantes en un departamento.Hasta ahora no nos dieron solución”, contó una vecina del lugar, en diálogo con Radio El Mundo.

Otras familias, en tanto, instalaron algunas carpas en el lugar para hacerle frente al frío hasta que puedan reacomodarse.