El encuentro se está llevando a cabo en el Ministerio de Trabajo para intentar destrabar la situación.

Los choferes de la línea 60 de colectivos ratificaron el paro por tiempo indeterminado en reclamo de la adecuación de las medidas de seguridad y la reincorporación de los empleados despedidos.  

Tras una reunión en el Ministerio de Trabajo con representantes de la empresa Monsa en busca de una solución al conflicto, la Comisión Gremial Interna ratificó la continuidad del paro general por tiempo indeterminado en todos los ramales, luego del “absoluto fracaso” de la audiencia.

Mientras tanto, el octavo día de paro se cumple en los 19 ramales de la línea 60, que cubre recorrido entre Plaza Constitución, Tigre y Escobar y que afecta diariamente a unos 250 mil pasajeros.