"Hay un problema legal en Argentina antes de discutir la baja de la edad, que empieza antes de la comisión del delito", sostuvo.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, pidió “no simplificar el debate” de la baja de la edad de imputabilidad penal desde 16 a 14 años, al subrayar este jueves 20 de julio que “hay un problema legal en Argentina antes de discutir la baja de la edad de imputabilidad que empieza antes de la comisión del delito”.

Un chico de esa edad, (entre 14 y 16 años) no puede tomar la decisión de estar o no en la calle, el mundo adulto que tiene contacto con él -y cuando digo mundo adulto hablo del Estado, de la familia, de las organizaciones sociales- no se lo puede permitir porque no se lo permitiríamos a ninguno de nuestros hijos”, puntualizó en una entrevista con América 24.

“Hay actores que no recorren los barrios, que nunca han visto un chico de esa edad adicto en calle, que en nombre del niñismo le dan derechos a los chicos de decidir si quieren o no estar en la casa”, remarcó.

La mandataria bonaerense defendió la necesidad de asumir “responsabilidades por ese delito”, dado que que “seguramente la responsabilidad de un menor es distinta a la de un adulto, pero tiene que haber un sistema de responsabilidad penal juvenil que defina cuáles son esas responsabilidades, porque si no no hay conciencia de ese delito”.