Recorrerán todos los barrios y recibirán aparatos eléctricos y electrónicos en desuso y aceite vegetal usado. (De La Razón)

A partir de la buena aceptación que tuvieron los puntos verdes en plazas y parques, ahora el Ministerio de Ambiente y Espacio Público lanzó cuatro puestos móviles que recorrerán las 15 comunas para facilitar la entrega de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso y también aceite vegetal usado.

Durante las campañas realizadas el año pasado, los puestos juntaron 10.024 aparatos tecnológicos, cifra que equivale a 16,7 toneladas. Se trata de residuos que son muy contaminantes por lo que, si no se descartan de manera correcta, generan grandes impactos en el medio ambiente. Por eso la Ciudad propone expandir la recepción de estos aparatos y enviarlos luego a la Cooperativa Reciclando Trabajo y Dignidad para su tratamiento. 

Se estima que cerca del 90% de los componentes de estos aparatos se puede reciclar -principalmente plásticos y metales como oro, plata, cobre, aluminio- como una forma de “minería urbana” que reduce la necesidad de extraer estos recursos de la naturaleza.

Los vecinos podrán llevar desde notebooks, teléfonos celulares (con sus accesorios), tablets, cámaras de fotos y video, radios portátiles, teléfonos inalámbricos y fijos, teclados y relojes, hasta reproductores de DVD, planchas, licuadoras, secadores de pelo, afeitadoras, tostadoras, exprimidores, procesadoras, batidoras y molinillos. “El año pasado hicimos un gran trabajo para recuperar aparatos electrónicos y eléctricos, y este año comenzamos a recibir aceites. Pronto sumaremos la recepción de pilas, baterías y cartuchos de impresoras, entre otros”, expresó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño.

Por otra parte, desde marzo los vecinos llevaron más de 10 mil litros de aceite usado a los puntos verdes existentes, lo que evitó la contaminación de 10 millones de litros de agua. El aceite ya usado debe entregarse frío y envasado en botellas de plástico con la tapa bien ajustada.