La intendenta de La Matanza, que ayer inauguró el Centro de Transbordo del Metrobus, dijo que el oficialismo la invitó a participar de una manera informal. 

Tras participar del acto de inauguración de un centro de trasbordo con Mauricio Macri la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, se mostró “sorprendida” por la “informalidad” del Gobierno a la hora de invitarla al acto.

Según comentó, “le avisaron por Whatsapp que estarían en La Matanza, sin considerar una invitación formal”. Esas son estas informalidades. La verdad que sigue siendo una falta de respeto absoluta”, se lamentó Magario ante diferentes medios.

Y continuó: “Te invitan a tu propio municipio a inaugurar algo. A ver, a una le gustaría realmente que lo hagan formalmente, como corresponde. Para nosotros también, recibirlos, estar atentos a venir, a inaugurarlo y a revisar qué falta, qué no falta y hacer todos los planteos. No es solamente una foto”.

La jefa del municipio, cercana a Cristina Kirchner y precandidata a concejal testimonial por Unidad Ciudadana, también brindó una conferencia de prensa donde elogió la finalización de la obra, pero remarcó que la Nación y la Provincia le deben al municipio que conducen “2000 millones de pesos”.

“Este Centro de Trasbordo era soñado por todos los matanceros acá en el kilómetro 29 donde convergen el tren y todas las líneas de colectivos”, dijo. “Tuve la oportunidad de charlar con el Presidente y le pedí que trate él personalmente la deuda económica que tienen con La Matanza desde hace más de 18 meses. El monto alcanza a 1300 millones de pesos que invirtió el municipio. Lo mismo pasa con 700 millones que nos adeuda la provincia”, finalizó.