El monumento que hoy se emplaza detrás de la Casa Rosada se mudará frente al CCK, al igual que la escultura de Juan de Garay. Se creará un gran corredor verde entre las avenidas Belgrano y Corrientes. (De La Razón)

Los legisladores porteños aprobaron el proyecto para la creación del Parque del Bajo, un gran manto verde para la zona que además establece nuevos emplazamientos para los monumentos de Juana Azurduy y Juan de Garay.

En un fallo dividido, la ley fue sancionada con 34 votos positivos, 18 negativos y 2 abstenciones. Además de generar un espacio verde de 102 mil metros cuadrados entre las avenidas Belgrano, Corrientes, La Rábida, Alem-Colón y Huergo-Madero, se modificará la plaza detrás de la Rosada, donde se encuentra la obra de Azurduy desde julio de 2015 (en reemplazo de Cristóbal Colón); un cambio impulsado por la entonces presidenta Cristina Kirchner que ya había generado controversia con la colectividad italiana y los vecinos.

En esa área se construirá un gran espejo de agua para recordar que alguna vez fue parte del Río de la Plata, mientras que las esculturas de Azurduy y Garay pasarán a ubicarse en la Plaza del Correo, entre el monumento a Almirante Brown y el Centro Cultural Kirchner. El traslado de estas esculturas que recuerdan a la luchadora por la independencia nacional y al fundador de la Ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto de los Buenos Aires está relacionado con el proyecto del Paseo del Bajo, una obra vial y paisajística que permitirá la conexión rápida entre las autopistas a La Plata y Arturo Illia.

El presidente de la Comisión Especial de Patrimonio Arquitectónico y Paisajístico, Emilio Raposo Varela, afirmó que a la hora de proponer los nuevos emplazamientos “tomamos en cuenta la protección y puesta en valor de estas grandes esculturas, para realizar el traslado en condiciones óptimas”.

Para llevar a cabo el parque, la obra incluirá además el corrimiento de la reja del Ministerio de Defensa, que sumará más espacio público; un nuevo trazado de La Rábida, que facilitará el tránsito vehicular y el paseo peatonal; la relocalización del helipuerto presidencial hacia el interior del perímetro de la Rosada, en la Plazoleta 11 de Julio de 1580; la reubicación del mástil principal de Casa Rosada y del retoño del árbol de Guernica; y la relocalización del estacionamiento de la Casa de Gobierno (dividido en un estacionamiento subterráneo a construirse y en el actual estacionamiento del CCK).

Las nuevas cocheras tendrán dos subsuelos para colectivos y para autos gubernamentales.

Quieren relocalizar a Cristóbal Colón

El legislador Javier Gentilini (Frente Renovador) presentó un proyecto de ley para volver a emplazar el monumento a Cristóbal Colón en su sitio original, en inmediaciones de la Casa Rosada.

En la actualidad, y luego de que fuera removido en 2013, el monumento al navegante italiano se encuentra abandonado y expuesto al deterioro en la Costanera Norte. “En este momento en el que se está diseñando arquitectónica y paisajísticamente el Paseo del Bajo, que incluye la puesta en valor del Parque Colón y sus esculturas, me parece que sería muy oportuno colocar nuevamente el monumento a Cristóbal Colón y, de esa manera, lograr un conjunto escultórico que exprese una síntesis de la historia local, nacional y regional con las fi Nuevo proyecto guras de Cristóbal Colón, Juan de Garay y Juana Azurduy”, indicó Gentilini.

Y agregó: “La integración de la hispanidad y la cultura de los pueblos originarios hace, efectivamente, a la constitución de nuestro ser nacional. De ahí es que agrupar los monumentos a Colón y Juana Azurduy definen mejor nuestro acervo idiosincrático que cada uno de ellos por separado”.

El proyecto también hace hincapié en resolver las controversias causadas a raíz del reemplazo de Colón por Azurduy y la antinomia que se generó entre estas emblemáticas personalidades.