Estuvieron la Plaza de Mayo, y frente al Obelisco y el Ministerio de Trabajo. El tránsito fue un caos en el bajo porteño.

Tras una breve manifestación en la Plaza del Congreso, en Callao y Rivadavia, agrupaciones sociales protestaron Plaza de Mayo, y frente al Obelisco y al Ministerio de Trabajo en rechazo a los despedidos de la planta de PepsiCo de Vicente López.

Entre estas organizaciones se sumaron las columnas de la UOCRA, Metrodelegados y ATE.

Por las manifestaciones, la policía reforzó la seguridad en torno a la Casa Rosada que estaba vallada en todo el perímetro y ostentaba un operativo con guardias y móviles policiales.

En ese marco, el tránsito vehicular y peatonal se encontraba cortado desde la mitad de la Plaza de Mayo, entre las calles Rivadavia, Bolívar, Hipólito Yrigoyen, Balcarce y Leandro N. Alem y Paseo Colón.

Asimismo, en la Casa Rosada no se permitía el ingreso al predio a nadie que no esté acreditado para trabajar en la sede del Gobierno nacional.

El operativo policial se produjo luego de que distintas organizaciones sociales llegaron a la plaza para sumarse a la ronda de los jueves de las Madres de Plaza de Mayo para repudiar el violento desalojo contra los trabajadores despedidos de la planta alimenticia que cerró sus puertas para mudarse a Mar del Plata.