Se presentó el nuevo diseño de la manzana 66 y se lanzó la licitación para construir el Parque de la Estación. 

La creación de plazas y parques se convirtió en una cruzada para los vecinos de Balvanera, uno de los barrios con menos áreas verdes de la Ciudad.

Fueron años de reuniones con legisladores, movilizaciones y junta de firmas para revertir la postal urbana de cemento. Con el aval de la Legislatura, los proyectos comienzan a tomar forma. En esta semana, la Ciudad presentó los planos de lo que será la nueva plaza de la manzana 66 y también llamó a licitación para construir el Parque de la Estación en terrenos ferroviarios.

Actualmente afectada a un emprendimiento de canchas de fútbol, la manzana de Catamarca, Belgrano, Jujuy y Moreno se convertirá en una plaza con tres hileras de árboles, juegos infantiles, postas aeróbicas, un punto verde, una estación de Ecobici, un jardín de mariposas, senderos aromáticos y una escuela de nivel inicial.

Las obras comenzarían en diciembre próximo y, según las autoridades, la plaza no tendrá rejas, aunque sí contará con cámaras y guardianes para su seguridad. Para dejar el predio, el actual dueño de la parcela recibirá en compensación un terreno similar en San Isidro Labrador 4800, Saavedra, donde actualmente funciona una terminal de micros.

El otro proyecto que mantiene en vilo al barrio es el del Parque de la Estación, un pulmón verde de dos hectáreas sobre las tierras ferroviarias en torno a Gallo y Perón, en el límite entre Balvanera y Almagro. El Ejecutivo porteño acaba de lanzar la licitación para su construcción y recibirá propuestas hasta el 8 de agosto, día en que se definirá qué firma se hará cargo de los trabajos, con un presupuesto cercano a los 128 millones de pesos.

Las obras deberían extenderse por un año, según el documento. En el proyecto, los vecinos de las Comunas 3 y 5 participaron del diseño del parque, que tendrá áreas verdes y de recreación

La Razón para ViaBuenosAires.