Los especialistas explicaron que de esa manera se eliminan células viejas, que son las más propensas a contraer la enfermedad.

Un estudio científico les recomienda a los hombres tener sexo. Según un informe publicado en la revista Europea de Urología, el riesgo de contraer cáncer de próstata disminuye si los hombres eyaculan al menos 21 veces en un mes.

Tras dos décadas de estudio, los investigadores de la Universidad de Harvard concluyeron que hay una relación directa entre la eyaculación y este cáncer. “Cuanto mayor sea el paciente y más haya extendido su actividad sexual, menores son los riesgos de desarrollar cáncer de próstata”, dijo un especialista argentino sobre este avance.

Entre los puntos destacados, se explica que a través del esperma el hombre elimina células viejas, más propensas a contraer la enfermedad. A partir de los 45 años, los hombres deben realizar controles periódicamente para revisar su próstata, dado que “más del 50% de este tipo de cáncer se cursa sin síntomas”.

En caso de que un familiar haya tenido la enfermedad, el chequeo se realiza antes de los 45. Las muertes por cáncer, enfermedad que ya es la segunda causa de decesos en Latinoamérica, aumentarán un 106% en 2030, si no hay cambios significativos en la política sanitaria de la región, según un informe elaborado por la unidad de inteligencia de The Economist.

El estudio titulado “El Control del Cáncer, acceso y desigualdad en América latina: una historia de luces y sombras” fue presentado en el Roche Press Day, un foro sobre los últi Estudio de la Universidad de Harvard. Los especialistas explicaron que de esa manera se eliminan células viejas, que son las más propensas a contraer la enfermedad.  

El informe indica que entre el 60% y el 70 % de los pacientes de la región son diagnosticados en estados avanzados de la enfermedad. También señala que cada año se suman a la lista un millón de nuevos casos de cáncer. En esa línea, el documento explica también que en la región existe más riesgo de que se desarrolle cáncer de mama y de próstata. También se ha registrado una disminución en la incidencia de cáncer de hígado y estómago.