El local, ubicado en avenida Lope de Vega y Pío Rodríguez, fue abordado por un delincuente que intentó escapar por los techos. 

El barrio porteño de Villa Devoto se vio convulsionado por la toma de rehenes en una la farmacia “Nueva Central Devoto”, ubicada en el cruce de avenida Lope de Vega y Pío Rodríguez

Tras una persecución encabezada por la Policía de la Ciudad, se detuvo al delincuente frente a una panadería cercana y un efectivo resultó herido cuando revisaba los techos ante la posibilidad de que hubiera un cómplice: cayó y se lastimó un tobillo.

Según fuentes policiales, el ladrón ingresó al comercio con un destornillador, llevó a cabo el robo y, cuando estaba a punto de escapar, llegó la policía y tuvo que darse a la fuga por los techos. 

Un vecino que advirtió el asalto le avisó a un policía de la seccional 44 que vigilaba la cuadra y, al llegar el efectivo a la puerta de la farmacia, el delincuente se escabulló por el interior del local y logró llegar al tejado por donde inició el escape.

Ante una primera versión que indicaba que en el episodio había actuado un segundo ladrón -algo que luego quedó aclarado y fue descartado por las fuentes-, efectivos de la comisaría 44 montaron en toda la zona un búsqueda por los techos, que incluyó hasta un helicóptero.