La Justicia quiere garantizar que Kiara, Ángeles y Milagros no sean separadas.

Tres niñas nacieron prematuras en abril en el hospital de San Justo, Provincia de Buenos Aires, y fueron abandonadas por su madre, quien dijo que las iba a anotar en el registro civil y no volvió.

Desde entonces, los enfermeros y médicos del hospital se encargan del cuidado de Kiara, Ángeles y Milagros, y les buscan una familia.

“Las trillizas están en muy buen estado de salud, cuando tengan un instituto u hogar donde puedan ser trasladadas les vamos a dar el alta”, dijo Víctor Delgado, director asociado del Policlínico San Justo.

La Justicia está encargándose de encontrar una familia para las hermanas, pero busca también garantizar que no sean separadas para que puedan mantener el vínculo. Según informó Lucía Bustos, jefa de Neanotología, “una vez fue un hombre y aseguró que era el padre de las niñas pero la madre dijo que no era, así que no lo dejaron pasar”.

 “La justicia decidirá quién las va a cuidar. Ellas No van a ser separadas, la idea es conservar el vínculo“, precisó Bustos.