El ministro de Educación bonaerense ratificó la medida pese a la oposición gremial. 

El ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, confirmó este miércoles que en la primera semana de vacaciones de invierno se recuperarán parte de los 17 días de clases que perdieron los alumnos por los paros docentes y, alertó que, pese a la oposición gremial, la política educativa “la define el Estado”.

El funcionario remarcó que se cambió la “forma en la relación entre el Estado y los gremios, de que no se llegó a un acuerdo por los paros sino porque los chicos están en el aula y eso posibilitó que fluyera el diálogo”.

Al respecto, Finocchiaro insistió que el acuerdo alcanzado ayer con los gremios bonaerenses es de “un aumento del 21,5 por ciento para 2017 en dos tramos: en abril 11 por ciento y en septiembre 10,5”.

Agregó que el convenio alcanza también “un recupero de 2,5 por ciento sobre el 2016, y además una suma fija en concepto de material didáctico, en dos cuotas de 800 pesos”.

Luego reiteró que los días de paro se descontaron. “Sí, eso se mantiene”, dijo.