VíaPaís

El organismo pidió un plan global para luchar contra esas enfermedades virales. 

Unas 325 millones de personas en todo el mundo viven con una infección crónica de hepatitis B o C, y muy pocos lo saben, según cifras publicadas este viernes por la Organización mundial de la Salud (OMS).

El organismo, que pide un plan global para luchar contra estas enfermedades virales, aseguró que “la mayoría de esta población no está sometida a análisis y no tiene acceso a los tratamientos” por lo que millones de personas corren el riesgo de desarrollar una enfermedad crónica o un cáncer que causen la muerte.

El virus de la hepatitis mata a 1,34 millones de personas por año, “una cifra comparable a las muertes causadas por la tuberculosis y el sida”, destacó la OMS.

“Sin embargo, la mortalidad causada por la hepatitis está en alza (+22% entre 2000 y 2014), mientras que la provocada por la tuberculosis o el sida está en baja“, describió el Dr Gottfried Hirnschall, director del programa contra la hepatitis en la OMS.

Solamente un 9% de los enfermos de hepatitis B sabe que ha contraído la enfermedad. Respecto a la hepatitis C, un 20% de los enfermos conocen su afección.

En 2015, cerca de 1,75 millones de personas fueron infectadas por el virus de la hepatitis C (HCV), elevando 71 millones el número total de personas que viven con HCV.

Además la OMS estimó que 257 millones de personas viven con el virus de la hepatitis B (HBV).