VíaPaís

A sus 18 años, Kate muestra en su cuenta de Instagram cómo es vivir con esa enfermedad.

Ella se llama Kate, tiene 18 años y es una artista que tiene esquizofrenia.

Gracias a sus ilustraciones, nos permite acceder a ese extraño mundo privado en el que vive.

“Desafortunadamente, cuando le cuento a la gente con lo que tengo que luchar, siento que me empiezan a ver sólo como eso”, dice. “Ven el estigma perpetuado por los medios y los falsos estereotipos realizados por Hollywood. Es precisamente por eso que soy tan abierta en contar lo que me pasa.” Ella comparte su arte en su cuenta de Instagram, donde tiene algo más de tres mil seguidores.

Las alucionaciones de Kate incluyen voces y sonidos (algunos identificables y otros no). Además suele ver insectos, rostros y ojos.

Mirá sus dibujos y pinturas en Rumbos Digital.