VíaPaís

El imitador canalizó al legendario humorista y simuló una conversación telefónica con Mauricio Macri. 

En medio de la polémica por la situación en el INCAA y la Ley del Cine, el imitador Martín Bossi se disfrazó de Tato Bores e imitó al legendario humorista para ponerle un poco de humor al tema.

En un breve video, Bossi simuló un llamado al presidente Mauricio Macri en el que discuten el asunto haciendo referencia a las más reconocidas películas del cine argentino, y en el cierre se despidió con el famoso “Vermouth con papas fritas, Good show, luz, cámara y acción” de Tato.