VíaPaís

De ratificarse la pena, la "Pulga" y su padre podrían evitar la prisión al no ser condenas superiores a los dos años.

El fiscal pidió este jueves al Tribunal Supremo que confirme la pena de 21 meses de cárcel que un tribunal de Barcelona impuso a Leo Messi por defraudación al fisco.

El Tribunal Supremo tendrá en cuenta la postura del fiscal en su revisión que hizo de la condena sin divulgar su decisión.

Según el fiscal, Messi “debe ser considerado responsable de los delitos fiscales por los que ha sido condenado porque no podía desconocer que debía declarar y pagar impuestos por las sumas que recibía” a cambio de explotación de sus derechos de imagen.

La deliberación de la condena, a puerta cerrada, tuvo lugar después de los recursos que Messi y su padre presentaron tras ser condenados en julio a 21 meses de prisión. Aunque confirme las condenas, Messi y su padre podrían evitar la cárcel al no ser penas superiores a los dos años.