Lázaro Báez negocia el arresto domiciliario a cambio de aportar datos en la causa



Su abogado había pedido este beneficio por sus problemas de salud, pero el juez lo rechazó. Hacia dónde apunta ahora la defensa. 

Según publicó el diario La Nación, Lázaro Báez -alojado en el penal de Ezeiza- intentó obtener el arresto domiciliario sobre la base de su estado de salud. La semana pasada debió ser trasladado al sanatorio Los Arcos, en Palermo, por un problema cardíaco, hipertensión y diabetes.

Su abogado, Maximiliano Rusconi, hizo el pedido, pero el juez federal Sebastián Casanello, que lo mantiene preso, negó ese beneficio luego de los informes de los médicos. La Cámara Federal confirmó esa decisión de Casanello.

Ahora, el empresario kirchnerista reintentó obtener el arresto domiciliario, pero por otro camino: “Está tratando de llegar a altas autoridades del Poder Ejecutivo y al fiscal para cerrar un acuerdo“, dijo la fuente consultada por el matutino. 

“El primer paso sería un traslado a Río Gallegos debido al grave estado de salud de su madre. Ya se está acondicionando una celda en la Unidad 15 de Río Gallegos en caso de que sea necesario llevar al detenido. La información que está ofreciendo Báez por ahora no conforma”, agregó el artículo que fue publicado hoy.

Según trascendió, Báez podría aportar información y conseguir algún beneficio con un acuerdo con la fiscalía, en este caso con Guillermo Marijuan.

Báez no es el primero​

En esta causa, quien ya declaró buscando obtener estos beneficios es Leonardo Fariña. El ex marido de Karina Jelinek mencionó a la ex presidenta Cristina Kirchner. De hecho, tras su indagatoria, Fariña -que estaba detenido por evasión fiscal- obtuvo la libertad y se convirtió en un imputado protegido.

Tras la declaración de Fariña, el fiscal Marijuan amplió la acusación e imputó a Cristina Kirchner en esta causa.