VíaPaís

"De los 1.044 detenidos, 518 tienen prisión domiciliaria y 455 están en cárceles federales o provinciales", se destacó en un informe oficial.

Más de la mitad de los 1.044 ex militares y ex agentes de seguridad condenados por cometer delitos de lesa humanidad en la última dictadura militar argentina (1976-1983) cumple la sentencia judicial en sus viviendas, se informó este lunes oficialmente.

“De los 1.044 detenidos, 518 tienen prisión domiciliaria y 455 están en cárceles federales o provinciales“, destacó un informe elaborado por la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad del Ministerio Público Fiscal argentino.

Desde 2006, cuando se reiniciaron en el país los juicios por crímenes cometidos en la última dictadura, de cuya instauración se conmemorarán este viernes 41 años, 827 represores recibieron una sentencia: 750 resultaron condenados y 77 absueltos.

Los sentenciados, agregó el informe, “son alrededor del 30 por ciento de los 2.780 imputados” por delitos de lesa humanidad en más de una década en todo el país.

Según el relevamiento, realizado a partir de la información de las fiscalías a cargo de los procesos judiciales, “solo el 25 por ciento de los condenados tienen al menos una de sus sentencias firme“.