Un empresario japonés cambió a su esposa por una muñeca y explica porqué es la pareja ideal



El hombre está casado y tiene dos hijos. Pero asegura que su vida cambió cuando compró a Saori y la convirtió en su novia.

Senji Nakajami, un empresario japonés de 61 años, encontró el amor y la felicidad en Saori, una muñeca de silicona a quien considera su novia.

El hombre está casado y tiene dos hijos, pero no vive con ellos. Se fue a instalar a Tokio por trabajo, y como los primeros meses se sintió muy solo, decidió comprar la muñeca, con quien desarrolló una relación particular.

Mirás las fotos en Rumbos Digital.