VíaPaís

Además, 2000 escuelas quedaron inhabilitadas para dar clases y un número igual de niños y niñas resultaron heridos.

La agencia de la ONU para la infancia de Unicef  informó hoy que 1.400 niños murieron en la guerra civil de Yemen, desde el inicio de los ataques aéreos de una coalición de países sunitas liderada por Arabia Saudí contra el país.

Además, más de 2.100 menores resultaron heridos desde marzo de 2015, según los datos de Unicef, aunque advierte que la cifra puede ser mayor.

Unas 2.000 escuelas quedaron inutilizadas para dar clases, bien por los daños sufridos o porque fueron destinadas a otros propósitos durante la guerra. “Las escuelas deben ser siempre zonas de paz”, pidió la representante de Unicef en Yemen, Meritxell Relaño.

Yemen está inmerso en un conflicto armado desde hace más de dos años, después de que los rebeldes hutíes, chiitas, y sus aliados tomaran el control de una parte importante del país tras una rebelión contra el presidente Abd Rabbo Mansur Hadi.