Ginóbili tuvo el triunfo de los Spurs sobre los Bucks en el último segundo, pero el tiro fue terrible



San Antonio perdió de local con Milwaukee por 109 a 107, pero la historia pudo ser diferente si el bahiense hubiese convertido el último triple.

La pelota le llegó a Manu Ginobili cuando quedaban menos de dos segundos del partido en el que San Antonio Spurs perdía contra Milwaukee por dos puntos. El argentino tenía una situación favorable y sin defensores molestando, tiró un triple que pegó en el costado del tablero.

El bahiense, de floja actuación, definió su último tiro como “terrible”. En poco más de 14 minutos en la cancha, sumó tres puntos al anotar 1 de 6 tiros de campo (1 de 5 triples), logró un rebote y dio una asistencia. Aunque fue la jugada final la que terminó de marcar su noche.