VíaPaís

La pequeña fanática cumplió su sueño durante la Copa Hopman que se disputa en Australia. 

Que Roger Federer es uno de los deportistas de la actualidad con mayor cantidad de seguidores alrededor del mundo no es una novedad, pero sí sorprende que al tener tan cerca a la gran leyenda del tenis suizo provoque un llanto desconsolado.

Eso es lo que sucedió con una pequeña fanática de “Su Majestad” en la Copa Hopman que se disputa en Australia: en la previa al dobles mixto entre suizos y alemanes, la niña de apenas 10 años no pudo aguantar las lágrimas al conocer al gran Roger.

Si bien la chica estaba encargada de ayudar en el lanzamiento de monedas instantes previos al partido,  el objetivo principal de su ingreso a la cancha era que pueda estar cerca del astro.