El capitán del submarino le había prometido a su madre que era su último viaje



Pedro Martín Fernández tenía pensado quedarse en tierra tras la expedición.

El capitán del ARA San Juan, Pedro Martín Fernández, le había dicho a su madre que “este iba a ser su último viaje en el submarino” ya que tenía pensado quedarse en tierra tras la expedición.

​”Viajó por todo el mundo y navegó dos veces en el Fragata Libertad. Me había contado que este iba a ser su último viaje en el submarino y que después se quedaba en tierra”, aseguró su madre Emma Nelly Juárez (80) en una entrevista al diario La Gaceta.

Fernández, de 45 años y padre de tres hijos, nació en Tucumán y se radicó en Mar del Plata junto a su esposa, Ana María Raya Tonetti, a quien conoció a los 14 años cuando ambos estudiaban en la escuela Normal de San Miguel de Tucumán.

El lunes 6 de noviembre, antes de zarpar de regreso a Mar del Plata desde Ushuaia, 3.200 km al sur de Buenos Aires, dirigió un viaje sumergido del San Juan en el que participaron autoridades de gobierno y judiciales de la provincia de Tierra del Fuego.

Junto al cabo Luis Esteban García, de 31 años, son los dos tucumanos de la tripulación del ARA San Juan.