Pese al amplio operativo aún no pudieron localizar el submarino perdido



Chile, Brasil, Gran Bretaña y EE.UU. se sumaron al operativo. Para la Armada se trata de un problema de comunicación.

Con cuatro aviones desplegados -entre ellos, un P3 de la NASA y un Hércules C-130 de la Fuerza Aérea-, dos corbetas, un barco destructor, varios helicópteros, más de 500 marinos en los medios navales y aeronavales de búsqueda y otros tantos apostados en las distintas bases, la Armada aún no puede localizar el submarino ARA San Juan, que perdió todo contacto en la mañana del miércoles.

La Armada declaró anoche el “estado de búsqueda y rescate”, una condición que agrava el rango del operativo de rastreo del submarino, que lleva 44 tripulantes a bordo y desapareció cuando cubría el trayecto entre Ushuaia y Mar del Plata.

La Cancillería informó que los gobiernos de Chile, Estados Unidos y el Reino Unido ofrecieron “apoyo logístico e intercambio de información en esta búsqueda humanitaria”. También se pusieron a disposición las autoridades de Brasil, Perú, Uruguay y Sudáfrica .

La Armada insiste en que el ARA San Juan habría sufrido una falla en el sistema de comunicación.

La desaparición del buque obligó al Ministra de Defensa, Oscar Aguad, a interrumpir su visita a Canadá y viajar a Mar del Plata, junto con el jefe de la Armada, almirante Marcelo E. Hipólito Srur.

La última localización del submarino ARA San Juan fue a 432 kilómetros del golfo San Jorge, cerca de la península Valdés, en la provincia de Chubut, donde soplaban ayer vientos de 90 kilómetros por hora.