“Despacito” y Puerto Rico reinaron en los Grammy Latinos 2017



Fue el hit del año y los jurados así lo consideraron: ganó cuatro estatuillas.

“Despacito”, la canción interpretada por los portorriqueños Luis Fonsi y Daddy Yankee trasladó sus cuatro mil millones de reproducciones en YouTube a la Academia Latina de la Grabación al ganar cuatros Premios Grammy Latinos 2017 en la edición 18 de esa distinción que se realizó anoche en el Hotel MGM Grand Garden Arena de la ciudad de Las Vegas.

La Academia no ignoró que “Despacito” fue de una de las tres canciones latinas más escuchadas en todo el mundo en los últimos 25 años y por eso le entregó a Luis Fonsi y Daddy Yankee cuatro estatuillas: “Mejor canción del año”, “Mejor grabación del año”, “Mejor fusión interpretación urbana” y “Mejor video Música versión corta”.

Alejandro Sanz recibió el galardón a personaje del año, y subió a interpretar algunos de sus clásicos como “Cuando nadie me ve” y “Corazón Partio” que concluyó junto a un coro de jóvenes inmigrantes al escenario. Aunque en esa ocasión la mayoría de los mensajes fueron para Puerto Rico, Dominicana, Cuba y Haití como consecuencia de los huracanes que arrasaron con esas islas.

Residente interpretó “Hijos del cañaveral” dedicado a su Puerto Rico natal, pidió solidaridad con su país, a causa de las tragedias naturales y recomendó ocuparse de la música y menos de los “clicks” en las redes sociales.

La mexicana Natalia Lafourcade ganó dos estatuillas por su disco “Musas, homenaje al folclore latinoamericano en manos de los Macorinos”, un exquisito álbum grabado conjuntamente con los músicos que acompañaron a Chavela Vargas.

El colombiano Juanes se alzó con el galardón a “Mejor álbum de pop/rock” por su trabajo “Mis planes son amarte” mientras que su connacional Shakira, quien estuvo ausente en la ceremonia, hizo lo mismo en la categoría Mejor álbum vocal pop contemporáneo con “El Dorado”.

Los mexicanos Café Tacuba sellaron su gran regreso con la estatuilla a “Mejor álbum música alternativa” por su disco “Jei beibi”, mientras que la chilena Mon Laferte recibió un premio a su interesante mixtura de folclore latino tamizado siempre con una base roquera.

La sorpresa sobre el final de la ceremonia fue en la categoría “Album del año” donde el panameño Rubén Blades se alzo con la estatuilla junto a Roberto Delgado y Orquesta por el trabajo “Salsa Big band”, con el que ya habían ganado en la categoría a mejor disco de salsa.