Rusia 2018: Una avivada de Polonia podría complicar a Argentina



El elenco europeo especuló a futuro y, por tal motivo, quedó en el copón de los cabezas de serie. 

Hoy en día Polonia se ubica en el sexto lugar del ranking FIFA y es por eso que decidió no disputar más amistosos desde noviembre de 2016 para no perder su lugar entre los cabezas de serie para Rusia 2018.

De esa manera, España quedó en el segundo copón y podría ser rival de Argentina en la fase de grupos. Mientras que los polacos cuentan con 1.323 puntos, los españoles permanecen con 1.218 unidades.

Desde que concluyó la Eurocopa, Robert Lewandowski y compañía jugaron un solo amistoso y recién volvieron al ruedo en esta última doble fecha FIFA, con un empate sin goles ante Uruguay y una derrota 1-0 frente a México.

Así las cosas, esta avivada polaca le asegura no tener cambios en el ranking hasta antes del 1 de diciembre, día en el que se hará el sorteo del próximo Mundial. 

El cálculo del ranking FIFA

La Clasificación Mundial del ránking FIFA registra únicamente los resultados de los últimos cuatro años.

En primer lugar se pondera la media de puntos de cada año y suma estos promedios según el tiempo que haya transcurrido: el 20% del promedio de hace cuatro años, el 30% de hace tres, el 50% de hace dos y el 100% del último año.

No obstante, para esta puntuación se tienen en cuenta diversos elementos, que en combinación dan lugar a la fórmula que permite calcular y determinar el lugar en el ranking: el resultado del partido, su importancia (según cuatro distintos niveles: amistosos, eliminatorias, Eurocopa, Copa América o equivalente, y Mundial), la entidad del rival según su posición en el ránking FIFA y la Confederación a la que pertenece.

Para el bien de los polacos y sus artilugios, la Clasificación Mundial de la FIFA solo establece que las selecciones deben jugar un mínimo de cinco partidos al año (de competición o amistosos) para no ser penalizadas en su evaluación. 

De esta manera, Polonia aprovechó este dato y evitó deliberadamente jugar amistosos en las fechas FIFA del último año para no poner en riesgo su posición.