Las mejores escapadas para disfrutar este fin de semana largo



Opciones cercanas a la Ciudad de Buenos Aires y, también, económicas para darse un respiro. 

Con el día destacado en rojo en el calendario, las ganas de salir de viaje -aunque sea corto o cerca- se incrementan. Este lunes será feriado en todo el país en conmemoración del Día de la Soberanía Nacional.

Los porteños cuentan con la suerte de tener que hacer pocos kilómetros para dejar atrás los altos edificios de la Ciudad y adentrarse en un paisaje más verde, distendido y campestre. 

Aquí algunas propuestas para disfrutar en medio día, 24, 48 o 72 horas.

Rosario, siempre, pero siempre estuvo cerca

A poco más de 300 kilómetros de Capital Federal, la ciudad del Monumento a la Bandera y el río Paraná tiene mucho encanto: espacios verdes, arte, buena cocina y creatividad al servicio de los niños.

Rosario, la ciudad más pujante de Santa Fe, es ideal para los que tienen sed de río, de playitas de arena, de vida nocturna, barcitos notables, arte y buena mesa. 

San Antonio de Areco

A solo 113 km de Buenos Aires, un pueblo signado por la tradición late con la nueva generación de anfitriones. La arquitectura gris de Buenos Aires se convierte, en 60 minutos, en lustrosos campos de soja y maíz salpicados con molinos de viento y animales que pastan. Areco es un pueblo distinto de la provincia. 

Sierra de la Ventana

Este viaje invita a disfrutar de actividades al aire libre y a descubrir parte de la imponente obra del arquitecto Francisco Salamone. La primera parada es Saldungaray, donde se encuentra uno de los cinco ejemplares que existen en el mundo de la Virgen Dormida (iglesia de Nuestra Señora del Tránsito) y cuatro fantásticas obras de Salamone (el cementerio, el edificio de la municipalidad, el matadero y el mercado comunitario).

Sierra de la Ventana es la localidad más activa, con ferias, comercios y novedades gastronómicas.

Tandil, un destino ágil y a pocos kilómetros

Un clásico, cerca y atractivo. Son las sierras más próximas a la ciudad de Buenos Aires, y eso les da un bonus track: su geografía quebrada atrae a los habitantes de los llanos. A eso hay que sumarle los embutidos y los quesos.

En la ciudad, los clásicos son el Monte Calvario y el museo del Fuerte Histórico del Parque Independencia. Al tradicional paseo de la Sierra del Tigre, se sumó en 2014 el del Cristo de las Sierras: la estatua puede parecer excesiva, pero el paseo es muy agradable. 

Carmelo, tranquilidad cruzando el charco

En Carmelo conviven dos mundos. El de la pequeña ciudad de 18 mil habitantes quedada en el tiempo que ocupa la margen derecha del Arroyo de las Vacas en las proximidades de su desembocadura con el Río de la Plata, y a pocos kilómetros, el de los grandes desarrollos inmobiliarios y turísticos que han crecido a paso veloz, con inversores y famosos argentinos a la cabeza.

Córdoba

La ciudad de las sierras, de los lagos y del clásico Fernet también es una buena opción para relajarse y alejarse un poco más de las calles colmadas de Buenos Aires.

La oficina de Turismo de la provincia lanzó importantes descuentos y ventajas para quienes quieran descansar allí.