Gils Carbó está en el Vaticano para participar de un congreso



"Desde la justicia tenemos la responsabilidad de llevar alivio y soluciones a los problemas sociales", dijo la procuradora general de la Nación.

La renunciante procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, calificó hoy como “esencial” el “apoyo” del papa Francisco a la lucha contra la trata de personas, al iniciar su participación en un congreso de la Santa Sede sobre ese delito al que asisten juezas y mujeres fiscales de todo el mundo.

“El apoyo del papa Francisco es esencial porque es un líder mundial, mueve muchísimo los corazones y las mentes como buen jesuita, con los pies puestos en la tierra marcando el camino de muchos”, aseguró Gils Carbó antes de entrar a la Pontificia Academia de Ciencias.

“Desde la justicia es muy importante porque tenemos la responsabilidad de llevar alivio y soluciones a los problemas sociales”, agregó la funcionaria, que declinó hablar sobre la renuncia que presentó a su cargo para ser efectiva desde el próximo 31 de diciembre y que el Gobierno ya aceptó.

Asimismo, consideró “un gran acierto de la academia pontificia congregar a juezas y fiscales de todo el mundo, que son quienes marcan la política criminal en materia de trata y explotación de personas con fines sexuales o laborales”.

Hoy y mañana debatirán en el Vaticano más de 50 mujeres de la Justicia de varios países, incluida una delegación de casi treinta argentinas entre las que se anuncian la jueza federal María Romilda Servini; la ex procuradora venezolana Luisa Ortega y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

No está previsto en el evento la participación del papa Francisco.