De Felippe no es más DT de Vélez por un asqueroso motivo: “Me voy porque un estúpido me escupió”



Tras la derrota ante Unión de Santa Fe por 2 a 0, el entrenador pegó el portazo y dejó varios títulos en su descargo.

El entrenador de Vélez Sarsfield, Omar De Felippe, renunció a su cargo y le anunció de su dimisión a sus dirigidos una vez finalizado el encuentro que el conjunto de Liniers perdió anoche como local ante Unión por 2 a 0, según lo informó en primera instancia el presidente de la institución, Raúl Gámez, y posteriormente lo ratificó el propio técnico.

“Es una lástima que no se hayan dado las cosas pese al esfuerzo realizado, pero debo irme para descomprimir. Me voy porque un estúpido me escupió en la cancha y si no hay apoyo, no se puede seguir. Pero acá se metió la política y cuando vean que el club con ellos estará peor, van a decir que fue una lástima haberse peleado. Esto ya lo ví en otros clubes, que el día que están en el fondo recién ven la realidad”, sentenció De Felippe.

El triste final fue sin embargo asumido como total por Gámez. “El culpable de todo soy yo y quiero por eso que el técnico siga. Si yo no me voy ahora es porque el sábado hay elecciones y faltan unos cuatro días de mandato nada más”, apuntó el titular velezano.

“Este martes intentaré convencerlo a De Felippe de que modifique su postura y el miércoles ya esté entrenando y pensando en el próximo partido con Huracán. Seguro que habrá gente del club criticándome ahora, pero yo estoy convencido de que el camino económico para el club fue el que tomamos y también el deportivo”, amplió.

“De cualquier manera la idea era que Vélez creciera con estos chicos y los no tanto que tiene el plantel, y de hecho algo salió en algunos partidos y también se jugó mal en otros, como por ejemplo éste con Unión, que se perdió bien”, reconoció.

‘Pistola’ Gámez siguió defendiendo al técnico cuando señaló que De Felippe “no es el responsable de este momento futbolístico del equipo. Y lo digo porque lo vi trabajar y también porque es cierto que nosotros no le trajimos los refuerzos que él pidió”, admitió.

De esta manera, a ocho fechas del comienzo de la Superliga ya son siete los técnicos que se van de sus equipos, en esta octava jornada solamente se marcharon dos, ya que este domingo abandonó el cargo Gustavo Álvarez en Temperley.

En las ocho fechas de Superliga el conjunto de Liniers suma 10 puntos, producto de tres victorias, un empate y cuatro derrotas, con seis goles a favor y 11 en contra. Está 18vo. en las posiciones, a 14 unidades del líder Boca Juniors, pero lo más preocupante es que del grupo de cuatro equipos que están perdiendo la categoría solamente lo separan ocho puntos y un solo conjunto en el medio, Huracán, justamente su próximo rival.