La ex cocinera de De Vido no pudo justificar la compra de siete autos de alta gama y un inmueble en efectivo



Nélida Caballero tuvo un enorme incremento patrimonial sin ingresos legales.

Nélida Caballero, conocida como la “cocinera de Julio De Vido“, compró siete vehículos para los que desembolsó 899.110 pesos “que no se condicen con sus ingresos” anuales como prestadora de Servicio doméstico” que eran de 82.368 pesos y 110.500 pesos el último período investigado (desde 2009 a 2016). Los datos surgen del informe pericial sobre el patrimonio de Caballero que recibió el juez federal Luis Rodríguez por parte de los peritos de la Corte.

Además, sumó empresas y un inmueble que, según la Unidad de Información Financiera (UIF), se pagó por 1.800.000 de pesos en efectivo.

La denuncia por presunto lavado de dinero contra Nélida Caballero y Julio De Vido se presentó en julio de 2016 y por conexidad terminó en el juzgado de Luis Rodríguez que investiga al ex ministro por enriquecimiento ilícito. Caballero trabajó en El Calafate y después comenzó, según la denuncia de Martín Hernández (UCR Formosa), a trabajar para el ex titular de Planificación Federal.

Según el informe pericial, las declaraciones juradas de Caballero de 2011 a 2015 presentaron “diversas inconsistencias“, algunas se presentaron juntas cuando se inició la causa y se detectó que no hubo ni un sólo pago de impuestos antes de 2016.

Uno de los primeros puntos de la pericia era determinar si existía vínculo entre Caballero, De Vido y su mujer Alessandra Minnicelli en carácter de empleadores. El informe socioeconómico determinó que la esposa del ex ministro aparece ante la AFIP como “aportante de cargas sociales empleador” pero no figura ningún nombre.

Entre las contradicciones detectadas por los peritos, se señaló que Caballero declaró tener un sueldo de 8.500 pesos mientras que en la documentación del Banco Galicia sus ingresos fijos eran de 6.336 pesos.