Casación le denegó a Lázaro Báez el pedido de arresto domiciliario



El exempresario la había solicitado por supuestos problemas de salud. 

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación denegó un pedido que había realizado la defensa de Lázaro Báez para ser beneficiado con el arresto domiciliario.

El empresario santacruceño argumentó, como lo había hecho en presentaciones anteriores, que padece problemas de salud que no pueden ser tratados en el penal de Ezeiza. En ese sentido, la defensa de Báez señaló que está “enfermo desde antes de su detención”, que padece “múltiples patologías” y que es necesario que sea atendido fuera de la cárcel.

Sin embargo, los magistrados consideraron que los referidos problemas de salud de Baéz pueden tratarse adecuadamente en el establecimiento penitenciario, donde permanece detenido desde abril de 2016.

En ese sentido, en su voto, el juez Hornos propuso un estudio de las particularidades del caso y, sobre la base del informe elevado por el Cuerpo Médico Forense, consideró que más allá de que las cuestiones de salud de todos los internos necesariamente deben ser atendidas, quedó acreditado que la problemática de Báez puede tratarse sin problemas en las dependencias hospitalarias dentro del penal de Ezeiza.