Garavano pidió que Gils Carbó “se tome licencia” y recalcó que su destitución será un “tema central”



Consideró que su procesamiento "crea una situación de crisis institucional". 

El ministro de Justicia, Germán Garavano, pidió hoy que la jefa de los fiscales, Alejandra Gils Carbó, “se tome licencia” hasta que se resuelva su situación judicial y advirtió que su proceso de destitución será “un tema central” en la agenda parlamentaria para después de las elecciones legislativas.

El funcionario también sostuvo, en diálogo con radio Mitre, que la decisión que tomó ayer el juez federal Julián Ercolini de procesar por fraude al Estado a la procuradora “crea por primera vez una situación de crisis institucional en la Argentina en cabeza de quien debiera ser garante” de la Justicia en el país.

Garavano también admitió que la ofensiva del Gobierno contra Gils Carbó “puede ser considerada una cuestión política”, pero remarcó que “no es una cuestión política partidaria sino institucional, porque si nosotros no tenemos un procurador que es respetado por sus pares y que pueda liderar este proceso de transformación siempre vamos a tener un sistema penal rengo”.