VíaPaís

La Procuradora General fue procesada por "administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública".

El abogado León Arslanian, defensor de la procuradora Alejandra Gils Carbó, afirmó este jueves que a su clienta se la acusa de un “delito imaginario“, advirtió que le produce “estupor” la decisión del juez Julián Ercolini de procesarla y remarcó que “genera suspicacias” que se haya adoptado esa medida poco antes de las elecciones legislativas.

Arslanian, que asumió la defensa la semana pasada, aseguró que “la resolución judicial que dispuso el auto de procesamiento de la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, por un delito imaginario, no nos sorprende, pero sí nos produce estupor”.

“No nos sorprende, porque algunos medios periodísticos, con persistencia cercana a la certeza, lo venían anunciando. Nos produce estupor, porque se le adjudica una de las modalidades de la defraudación cuando, en realidad, no existió daño patrimonial alguno“, aseveró en un comunicado.

A su criterio, solo existió un” beneficio para la administración pública al autorizar, la funcionaria, la compra de un inmueble para sede de su desempeño, en condiciones económicas, arquitectónicas y funcionales más favorables que cualquier otro, y por debajo de la tasación oficial llevada a cabo por el cuerpo de tasadores oficiales, sin que en la comisión que cobrasen los intermediarios pusiera un peso el Estado, ni fuera del conocimiento de aquélla”.