VíaPaís

La oficina de Benjamin Netanyahu afirmó que el organismo "se ha convertido en el teatro de lo absurdo".

Israel anunció el jueves que seguirá los pasos de Estados Unidos y que abandonará la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), acusando a la organización de la ONU de ser antiisraelí y de haberse convertido en un “teatro del absurdo”.

Benjamin Netanyahu “dio la instrucción al ministerio de Relaciones Exteriores de preparar la retirada de Israel de la organización, paralelamente a la Estados Unidos”, dijo la oficina del primer ministro en un comunicado.

“La UNESCO se ha convertido en el teatro del absurdo donde se deforma la historia en lugar de preservarla”, añadió.

Estados Unidos ya había dejado de pagar sus aportes al organismo en 2011 en protesta por su decisión de considerar como miembro a Palestina, que aún no es un Estado reconocido por la comunidad internacional.

“Esta decisión no se tomó a la ligera y refleja las preocupaciones de los Estados Unidos con los crecientes atrasos en los pagos en la UNESCO, la necesidad de una reforma fundamental en la organización y la tendencia anti Israel continua”, aseguró la vocera del Departamento de Estado norteamericano, Heather Nauert.