VíaPaís

La conclusión se basó en el análisis de las declaraciones juradas en relación a gastos declarados por la ex familia presidencial.

El juez federal Claudio Bonadio recibió un informe de la AFIP en el que el organismo recaudador advirtió sobre “inconsistencias” detectadas en las declaraciones juradas de la ex presidenta Cristina Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia. 

Así lo hizo al responder un pedido hecho por el magistrado en el marco de la causa “Los Sauces”, donde los tres están procesados como supuestos jefes de una asociación ilícita.

En el informe entregado al juez, la AFIP consigna que “no se condice” el dinero que se declara como ingresado y los consumos declarados por los tres procesados, que tienen sus bienes inhibidos, explicaron fuentes judiciales.

La conclusión se basó en el análisis de las declaraciones juradas en relación a gastos declarados que, para la AFIP, fueron “exorbitantes”, con un “incremento de 40 veces en relación” a períodos previos.

Además, el organismo recaudador consignó en su informe que no hay relación entre lo declarado y “los gastos que figuraron en las declaraciones juradas”.

En la causa Los Sauces, la ex presidenta y sus dos hijos están procesados como supuestos jefes de una asociación ilícita que lavó activos provenientes de delitos en la adjudicación de obra pública en el kirchnerismo, a través de hoteles y otras propiedades que alquilaban a beneficiarios como los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, para encubrir el pago de supuestos sobornos.

Estos procesamientos dictados por Bonadío están a estudio de la sala I de la Cámara Federal porteña, que tiene que resolver si los confirma o revoca.

Mientras tanto, el juez inhibió los bienes de todos e intervino las sociedades controlantes de las propiedades, “Los Sauces SA” y condominio”Máximo Kirchner y Florencia Kirchner”.