VíaPaís

El conjunto de Jorge Sampaoli jugará un amistoso ante el anfitrión del Mundial.

La Selección Argentina jugará su próximo encuentro en noviembre como visitante de Rusia en el marco de la reinauguración del estadio Olímpico Luzhnikí, de Moscú, escenario que albergará la final de la próxima Copa del Mundo.

El partido ante el anfitrión del Mundial se llevará a cabo el ​próximo 11 de noviembre (horario a confirmar) en el marco de la última fecha FIFA del año.

El amistoso, que había sido anunciado en febrero, fue confirmado tras la clasificación del elenco nacional a la próxima cita mundialista.​ El conjunto de Jorge Sampaoli había sido elegido para la reinauguración del estadio, pero si no clasificaba al Mundial la organización ya manejaba un equipo reemplazante.

Con el pasaje asegurado, la Albiceleste será protagonista del estreno del remodelado estadio, construído en 1956, que mantendrá su fachada histórica pero con una capacidad ampliada de 78.000 a 81.000 asientos.