VíaPaís

La modelo contó en qué términos quedó con el político tras el escándalo mediático. 

Luego del escándalo mediático que protagonizaron Gisela Berger y Daniel Scioli, la pareja parece haber encontrado la armonía y estar disfrutando los días previos al nacimiento de su hijo. “Con Daniel (Scioli, 60) estamos en una etapa de superación, de trabajar para dejar atrás un montón de cosas, algo que no se logra de un día para el otro. Es un proceso que lleva su tiempo”, explicó la modelo en diálogo con Gente. 

La rubia se mostró suelta a la hora de hablar de su relación con el ex gobernador de Buenos Aires. “Por respeto al bebé que vendrá. Creo que es comprensible. ¿No es verdad?”, dijo.

“Tuve todos los síntomas de la típica embarazada –náuseas, vómitos–, lo que hizo que al principio bajara de peso hasta el cuarto mes. Después empecé a recuperar. Llegué a mi peso normal hace muy poquito. Recién ahora, estos dos últimos meses, empecé a aumentar. Hoy estoy cinco kilos arriba: llegué a 61. El bebé ronda los dos kilos y medio”, agregó sobre el cuidado de su figura y remarcó que aún no sabe el sexo de su bebé. 

También destacó cómo está la pareja: “Siempre fueron buenos mis sentimientos, porque no tengo malas intenciones. Creo que es lo normal. Me quedo con lo bueno. A pesar de vivir un momento dificilísimo, tuve que enfrentarlo y pasarlo.En el tema de la relación estamos en una etapa de superación. Es de público conocimiento todo”.