VíaPaís

La modelo contó, entre lágrimas, un duro momento que vivió durante su infancia. 

La modelo y promotora Florencia Zaccanti, hija de la exestrella de Racing, saltó a la fama con su participación en Gran Hermano 2015. Sin embargo, en las últimas horas, fue noticia por un tema tan triste como repudiable, debido a que en una entrevista para el programa de Nicolás Magaldi, Florencia se quebró al contar que fue abusada cuando tenía cinco años.

“Creo que ni mi viejo lo sabe. Me da mea culpa y hoy siento y creo que me afectó. Yo tenía cinco años, había una familia amiga y un pibito que en ese momento tenía 15. Jugábamos a las escondidas y cuando me pongo a pensar en esas cosas y en lo que él me pedía hacer veo que era un abuso”, expresó una Florencia desconocida para el común de la gente.

Luego de reflexionar acerca de los comentarios de la gente y las críticas en las redes sociales, la promotora agregó: “Todo el mundo te cataloga porque sos puta o porque sos gato y yo siempre digo lo mismo: ‘Ojalá hubiese sido puta o gato’. Se me hubieran simplificado un montón de cosas, porque yo he pasado hambre, mi familia ha pasado hambre y me cuesta mucho llegar a fin de mes”.

Entonces, en un intento por retomar el hilo de su relato, Zaccanti volvió a hablar del abuso que sufrió de niña: “Creo que eso me cambió y hoy sería una persona completamente distinta. Mi descargo ante la sociedad es hablar de sexo, hacerme la que no me importa nada y me mata porque a mí me mató mi infancia”.

Además, Flor aclaró que nunca había hablado de ese tema con su familia. “Sólo lo saben mi mejor amiga y un psicólogo que estuve viendo hace poco. El pibe me pedía que le hiciera cosas y yo las hacía y un pibito de 15 años también entiendo que quiere descubrir su cuerpo pero en ese momento yo era una nena de 5 años, eso me cambió toda la vida y hoy sufro”, sentenció.

“Ojalá la gente no juzgue tanto porque yo la pasé mal y sufro en las redes sociales o cuando voy a buscar un trabajo que me cataloguen de puta porque voy con un escote… Digo si supieran las cosas que viví y si supieran que yo no soy todo eso que se dice, ojalá lo fuese…”, concluyó entre lágrimas.