VíaPaís

Los otros dos acusados se declararon inocentes.

Sebastián Wagner, uno de los tres detenidos por el asesinato de Micaela García ocurrido en abril último en Gualeguay, confesó hoy durante el juicio oral que violó a la joven, aunque dijo que el autor del crimen fue otro de los imputados.

A sala cerrada, el Tribunal Oral N 2 dio comienzo a la primera jornada del juicio, donde en el banquillo de los acusados estuvieron Sebastián Wagner (30); su hijastro, Gabriel Ignacio Otero; y Néstor Pavón (36), a quienes se los juzga por los delitos de abuso sexual y homicidio calificado por alevosía y femicidio.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que al declarar como imputado ante el Tribunal a cargo del debate, Wagner admitió haber abusado sexualmente de Micaela, pero que luego fue “a drogarse” y que en ese transcurso el dueño del lavadero y gomería donde trabajaba, Pavón, “la violó y ahorcó”.

Wagner, principal detenido por el crimen de Micaela, ratificó su primera declaración al admitir que violó a la joven, aunque agregó la acusación contra Pavón por haberla matado.

Por su parte, Pavón se declaró inocente del crimen y dijo que lo que único que hizo fue prestarle el auto a Wagner, aunque (según interpretaron los presentes en la audiencia) en su intento por despegarse del femicidio incurrió en muchas contradicciones.

En tanto, el tercero en declarar fue el hijastro de Wagner, que también negó haber participado en el hecho y relató que esa madrugada estuvo en su casa durmiendo y que cuando se levantó vio llegar a su padrastro “embarrado”.