VíaPaís

La ex presidenta acusó al Ejecutivo de construir en el kirchnerismo la figura del "enemigo interno". También habló del caso Maldonado.

La primera candidata a senadora en la provincia de Buenos Aires por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández, lanzó este jueves duras acusaciones contra el gobierno de Mauricio Macri.

El Gobierno necesita la fractura social y la división política de los que son opositores para ejecutar su plan, que va a tener la segunda fase de ajuste después de las elecciones de octubre”, sentenció la ex presidenta en una entrevista a la radio AM 750.

Para la ex mandataria, el Gobierno “tiene como ejes la fractura social y el montaje permanente de la mentira política como forma de propaganda”, al tiempo que añadió que “quiere construir, como en los viejos tiempos, la figura del enemigo interno” que “tiene determinadas características: peronista, kirchnerista, que le gusta el Indio Solari“.

A su vez, sostuvo que “Macri es un presidente más de spot publicitario que de gestión”, y advirtió que “ninguno de los ministros trabaja”. “Excepto (el ministro de Finanzas) Caputo. Hay que reconocerle que está todo el día trabajando, emitiendo deuda”, ironizó.

Por último, se refirió al caso de la desaparición de Santiago Maldonado, sobre el cual se quejó de que “todavía no hay un gendarme preso”, al tiempo que negó que durante su gestión haya habido espionaje contra los mapuches: “Nosotros no teníamos actitudes beligerantes con los que nos cuestionaban”.