VíaPaís

Se conocieron hace una década, con el tiempo se fueron uniendo y desde que el tenista se retiró empezaron a hacer tele juntos. (De La Razón)

Santiago Puddington
spuddington@larazon.com.ar

“Yo gané el ATP de Buenos Aires en 2007 y él vino a Tandil a hacer una nota”, dice Juan Pico Mónaco. “Fue para el ciclo ‘Área 18’ cuando estaba en TyC”, agrega el Pollo Álvarez y sigue: “En realidad yo había ido antes al Lawn Tennis a hacerle una entrevista, con un Juan que no era el de ahora: no tenía esta facha, tenía el pelo largo, era otra cosa”. “¿Qué? Yo arrasaba. Internacionalmente arrasaba”, aclara Pico y estallan las risas. Esta química entre ellos es la que llevó a los productores de Kuarzo a convocarlos para darle forma a “Por una moneda”, el nuevo ciclo de entretenimientos de El Trece, que debutó el sábado (ver aparte) y que marca el arribo de la dupla a uno de los canales líder. “Es como jugar en primera”, definen con ilusión.

“Son dos personajes frescos, divertidos, profesionales y descontracturados. La gente tiene ganas de ver eso que trasmiten”, define el Ruso Slonimsky, uno de los productores del ciclo, que pasó un instante por la oficina donde están Pico y el Pollo desde hace unas cuantas horas haciendo entrevistas para promocionar el ciclo. Detrás de ellos hay varios televisores mostrando todo lo que se ve en la competencia de la pantalla chica pero ambos se muestran desinteresados con esa pelea por el rating.

“Yo soy nuevo y no tengo ni idea de todas esas cosas, pero obviamente que no estamos exentos de todo eso, sabemos la importancia que tiene el número pero sinceramente nos tenemos que enfocar en confiar en el producto y hacer las cosas bien, y si todo va bien no deberíamos fallar”, asegura Pico con mirada de deportista. “Queremos hacer un buen programa y un número digno en relación a lo que marque la pantalla en ese momento, porque el rating depende de mil cosas. Como estamos en un canal líder queremos estar arriba”, completa el Pollo.

Todo fue a máxima velocidad para este dúo de conductores que hace tres meses viene haciendo “Con amigos así” (en el canal de cable KZO). Recibieron la propuesta un par de semanas atrás y en cuestión de días ya estaban al aire.

¿Nunca dudaron, aceptaron de una?

Pollo: Nosotros vamos con todo en la vida, él como deportista, yo siempre en tele. Y no tenemos miedo, somos así. Vamos por todo.

Pico: Para mí es un poco vertiginoso, yo hace muy poco que me retiré del tenis pero de eso se trata la vida, de tener desafíos nuevos todo el tiempo. Creo que tener un gran desafío enfrente te mantiene alerta en un montón de cosas. Sos más profesional, responsable, hacés las cosas de la mejor manera y estás predispuesto para un montón de cosas. A mí esto me motiva muchísimo.

Pollo: Él ahora está en esto y no va a poder salir por un rato largo. Yo siempre digo que hay Pico para rato en la televisión.

¿Fue difícil armar el programa en un par de semanas?

Pollo: Ensayamos los jugos todos los días durante dos semanas y laburamos mucho. Además, Pico es un profesional del carajo, está todo el tiempo metido.

Para el ex tenista, su arribo a la pantalla chica no pudo ser más intenso.

El romance con Pampita lo tuvo rodeado de cámaras y cronistas dispuestos a correr y colgarse de un parabrisas e incluso en los días previos al estreno del sábado debió gambetear los peloteos de consultas sobre su vida privada.

¿Te adaptaste a esto y a tener que ver el tenis por televisión?

Más o menos. De todos modos ver el tenis por la tele era algo que yo busqué. Disfruté muchísimo toda la etapa de deportista. Desde los 14 años que me fui de casa hasta los 33 que me retiré: fueron 19 temporadas de las más felices de mi vida y siento que cumplieron una etapa. Por eso tuve el coraje de tomar esta decisión y arrancar un desafío nuevo. ¿Si lo extraño o no? Poco. Era difícil de llevar el día a día en el final. La rutina de entrenamiento, la exigencia… Me costaba mucho competir, todo eso no lo extraño. Por ahí sí el pasarla bien, pero todo esto son desafíos nuevos, distintos y no extraño, al contrario disfruto aprender acá. Para mí es una especie de hobbie, con el que encima me pagan y me divierte laburar con gente conocida y la paso bien.

Algunos deportistas se arrepintieron de su decisión del retiro…

Lejísimos de ser mi caso, y si me pongo a ver un partido es por alguien que me cae bien y la paso bien viéndolo. Igual, no llego a ver un partido entero. Me aburro. Prefiero ver fútbol. Vi tanto tenis que ahora no quiero más.

Para el Pollo es la gran chance de instalarse en un canal líder. Como conductor de “Combate” (Canal 9)dio el gran salto, se transformó en galán con varios amoríos de revista y su partida del ciclo no fue fácil porque los seguidores son muy pasionales: “Muchos me putearon y me dijeron traidor en las redes”.

Dicen que querés ser como Tinelli…

Quiero ser el mejor, estar arriba, sin molestar a nadie y a Tinelli lo admiro. Me gusta cómo viene mi carrera dando saltos de manera gradual, pero estoy trabajando para llegar a ser el mejor y voy por todo.