VíaPaís

Los delanteros del PSG tuvieron un entredicho al momento de ejecutar la pena máxima. Y el que ganó la disputa fue...

Neymar y Edinson Cavani se cruzaron en una discusión sobre quién de los dos debía patear un penal en el partido que el Paris Saint-Germain extendió su marcha perfecta en la liga francesa, tras seis fechas, al vencer el domingo 2-0 a Lyon.

El incidente protagonizado por los dos delanteros sudamericanos puso en evidencia las tensiones en el seno del club parisino, algo que el técnico Unai Emery deberá cuidar en los próximos partidos.

“Son pocos los responsables que tenemos para ejecutar los penales, uno es Cavani y el otro es Neymar”, dijo Emery, y agregó: “Se necesita de un pacto de caballeros en la cancha a la hora de su ejecución”.

“A puertas cerradas, vamos a definir el encargado de cobrar los próximos, ya que creo que ambos pueden hacerlo y quiero que los dos se alternen en esta función”, indicó Emery.

Enfrentando su reto más complicado de esta temporada, midiéndose ante el siete veces campeón de Francia, el PSG emergió victorioso gracias a un par de goles en contra de los defensores rivales Marcelo y Jeremy Morel.