Copa Libertadores: En los penales fue mejor y San Lorenzo pasó a cuartos de final



"El Ciclón" que se había impuesto 1-0 en la ida terminó empatando el encuentro y desde los 12 pasos se quedó con el partido. 

San Lorenzo se clasificó en la noche del jueves para los cuartos de final de la Copa Libertadores de América, instancia en la que se medirá ante Lanús, al vencer a Emelec de Ecuador por 5 a 4 en definición con penales tras caer 1-0 al cabo de los 90 minutos en el Nuevo Gasómetro.

El único gol del encuentro, arbitrado por el brasileño Wilton Pereira Sampaio, fue anotado por Osbaldo Lastra a los 2 minutos del segundo tiempo.

Emelec, que había perdido 1-0 en la ida, terminó con diez jugadores por la expulsión de Oscar Bagüí a los 18m del complemento por doble amonestación.

El primer tiempo fue decididamente pobre. San Lorenzo, todavía sin poder cubrir la ausencia de Néstor Ortigoza, no tuvo conducción ni volumen de juego, lo que le restó posibilidades de crear situaciones de riesgo en el arco de Dreer.

Pero tampoco padeció en su arco. Emelec logró equilibrar en el dominio del balón (fue inclusive superior en ese aspecto), pero chocó con su tibieza, con sus limitaciones y con sus imprecisiones en la definición. Fue bueno además el trabajo de Angeleri, que resolvió con acierto en los relevos y en los cruces.

En ese marco, los acercamientos salientes fueron un tiro libre de Preciado que Navarro sacó al corner para evitar complicaciones y un remate desde lejos de Belluschi que Dreer contuvo en dos tiempos. La etapa se fue en un 0 a 0 previsible y merecido.

El partido se sacudió apenas iniciado el complemento: Lastra acertó con un soberbio cabezazo en un corner y batió a Navarro. El visitante igualaba el resultado de la ida y la clasificación a los cuartos de final quedaba abierta.

Sin la herramienta de la especulación, San Lorenzo empezó a controlar la pelota. Tuvo, a los 13m, una chance de igualar en los pies de Belluschi; pero inmediatamente, y más expuesto en defensa, también sufrió una chance muy clara en su arco, con un remate de Gaibor que se fue apenas desviado.

Con la expulsión de Bagüí a los 18 minutos (más los cambios decididos por el DT), el equipo ecuatoriano profundizó su estrategia defensiva y a los del uruguayo Martín Aguirre se les hizo muy difícil crear ocasiones para el empate.

No quedó entonces más emoción ni remedio que la de la definición con tiros desde el punto del penal. Y allí, en el día de su santo, San Lorenzo festejó por la figura de Navarro, que rechazó los disparos de Luna y Ramos para darle la clasificación a cuartos y pensar ya en el siguiente paso: Lanús.