VíaPaís

Nadie salió herido y fue solo un susto.

Los jugadores de Chacarita se dieron el gusto de celebrar hoy el ascenso a Primera División dentro del campo de juego junto a familiares y allegados, y con más de 20 mil hinchas emocionados hasta las lágrimas en las tribunas por el regreso a la máxima categoría luego de siete años.

Sin embargo, un susto se vivió en la tarde que casi opaca la fiesta. Medio equipo se colgó del travesaño y el arco no aguantó: se vino abajo.

​A pesar de este hecho, los jugadores festejaron con mucho cotillón. Lucieron sombreros con la leyenda “Volvimos ’17” y remeras negras con la frase “Juntos somos de Primera” en la parte de adelante y la letra A en la espalda.