VíaPaís

Riestra estaba a punto de ascender al Nacional B. Luego se metieron hinchas y el juez decidió suspenderlo.

Un hecho insólito se vivió en la final del reducido de la Primera B Metropolitana que Deportivo Riestra le ganaba 2-0 a Comunicaciones. Leandro Freyre, jugador de Riestra, invadió el campo de juego y fue a quitarle la pelota al rival.

Las imágenes de la TV comprobaron que el hombre de capucha con campera de Riestra y el número 20 impreso en su pantalón es Freyre, integrante del plantel profesional que quedó marginado de la convocatoria para el partido decisivo.

Luego de este hecho, hinchas de Riestra invadieron el campo y el árbitro Paulo Vigliano decidió suspender el encuentro a los 45 minutos del segundo tiempo, a falta de los cinco agregados por el referí.

En tanto, a Comunicaciones todavía le quedaba tiempo para lograr el tanto que llevara a la definición por tanda de penales tras su victoria 1-0 en el partido de ida. 

El partido está suspendido y voy a presentar el informe”, avisó el árbitro con la intención de dejar en suspenso la definición, mientras los jugadores de Riestra daban por hecho el ascenso con sus festejos.